Sabrina Femenia (Biohub VLC)

Sabrina Femenia (Biohub VLC): «Se trata de un nuevo concepto empresarial que conecta la Innovación, la Responsabilidad Social y la Salud Humana, creando una comunidad en torno a la Salud y la Biotecnología»

La Asociación Española de Ejecutiv@sy Consejer@s se fundó en 2015 con la misión de promover la presencia de las mujeres en puestos de Alta Dirección y Consejos de Administración. Desde entonces, trabaja para ser agente impulsor de cambio, descubriendo una conciencia social que prime las capacidades y habilidades. Entre los proyectos más relevantes de la asociación destacan los Premios EJE&CON -que distinguen a grandes empresas, pymes y medios de comunicación por su trabajo para impulsar el talento sin género- y el Código EJE&CON de Buenas Prácticas para la Gestión del Talento y la Mejora de la Competitividad de la Empresa.

En este número del mes de diciembre, el último del año, contamos con una entrevista realizada a Sabrina Femenia, directora de Biohub VLC. 

¿Cómo inició su andadura laboral? ¿Qué valoración hace de aquella primera etapa?

Soy una persona muy inquieta, y ya antes de acabar la carrera había trabajado en múltiples empresas y sectores, desde ganarte un dinerito en verano, hasta actividades más relacionadas con mi área profesional – Administración y Dirección de empresas. No obstante lo anterior, podría decir que mi inicio real fue en el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de Valencia, donde me incorporé inicialmente como adjunta a dirección, pasando a ostentar posteriormente la gerencia del mismo. En esa primera etapa, apenas alcanzábamos las 30 personas en plantilla, y poco a poco, con gran tesón, ambición y esfuerzo, fuimos creciendo en todos los sentidos. Tras mi salida, más de 12 años después, habíamos multiplicado exponencialmente ingresos principales indicadores (1000% en personal, 2500% en ingresos, 1000% contratos, 2000% proyectos, etc…).

Sinceramente, guardo muy buen recuerdo de aquellos años, porque acompañada de un Director Científico visionario y ambicioso, poco a poco fuimos poniendo en marcha distintas unidades y áreas de conocimiento (calidad, innovación, transferencia de conocimiento, gestión de talento, jurídico, internacional, evaluación de la ciencia, sector público, ensayos clínicos…), que luego consolidarían las áreas de negocio del centro. Aprendí muchísimo, ya que era un proyecto con propósito, de la mano de un mentor de excepción, y participaba en primera persona tanto en la conformación de cada área, en sus particularidades y operativa, como en la gestión de los órganos de gobierno, consejos y comités asesores, y su repercusión en la estrategia y negocio. Fue una etapa de crecimiento personal y profesional sin igual, donde trabajé muy duro para ganarme el respeto y posición, pero que me ha dado muchas tablas en todas las facetas de la vida.

«Mi inicio real fue en el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de Valencia, donde me incorporé inicialmente como adjunta a dirección, pasando a ostentar posteriormente la gerencia del mismo».

Si pudiera seleccionar algunos hitos que, hasta el momento, han acontecido para usted en el transcurso de su trayectoria profesional, ¿cuáles escogería y por qué? ¿Qué enseñanza considera que le han dejado?

La verdad es que me vienen a la cabeza varios… Quizás uno de ellos, el nacimiento de mi primer hijo. Me obligó a “aprender a cortar”. Muchas veces parece que tengamos que estar disponibles y/o en el puesto de trabajo a todas horas, para demostrar lo capaces o competentes que somos, y éste es un sentir muy femenino.. Pues ahí aprendí que, a veces, menos es más, que hay que demostrar y valorar la eficiencia y eficacia, y respetar y hacer respetar la vida privada de las personas, porque todos tenemos derecho a conciliar.

Otro hito sin duda fue la consecución de un proyecto realmente ambicioso de más de 17M€. Fue un esfuerzo engente el conseguir los recursos. Tuvimos que convencer a muchos actores, y finalmente, contra viento y marea salió a la luz. De aquí me quedo con la ambición, sueña en grande y ve a por ello, sólo tienes que visualizarlo y creerlo de verdad. Por supuesto, precisas perseverancia y resiliencia, y quizás, a veces hay que arriesgar un poquito para conseguir los objetivos, por lo que hay que saber medir bien los riesgos.

Y por qué no, una época de transición profesional en la que te paras a pensar lo que realmente quieres hacer, poniendo en valor tanto tu capacidad como tu potencial, para finalmente descubrir o construir un proyecto que realmente te apasione.






Quiero información

Correcto! Tu solicitud ha sido enviada.